Los 10 más Indie del 2019: Derritiendo tu paladar

Por: José María Pérez.

Este año quizá no fue tan sólido para la música independiente como sí lo estableció el 2018, sin embargo, hay que recalcar la importancia de la innovación y el uso de nuevos sonidos en la música de hoy día, ya que esta lista nunca puede faltar de manera puntual para matizar lo que sí hay que escuchar.

10) Blood Red Shoes – Get Tragic.

Anunciado desde abril del año pasado y pasando por dificultades y una extensa gira, los británicos de Blood Red Shoes nos sorprendieron con el primer sencillo, Mexican Dress en septiembre de ese mismo año. Este álbum se vio afectado, cambió el estilo y estado de ánimo que los ingleses tenían hace diez años. Ahora, hay una ansiedad, un desdén; aunque hay puntos rockeros tirándole al punk, Get Tragic es un álbum para pensar en todas las pendejadas que hiciste en el año y pasar de ellas a un nuevo capítulo. Ellos son un dueto de calidad que rompe muchos esquemas tradicionales del Indie.

9) PUP – Morbid Stuff.

Celebrando sus primeros 10 años de existencia, Pup nos ofreció este abril un redondo lleno de punk y sonidos poperos, justo para complacer a las almas que gustan de un verano increíble. Morbid Stuff llena los requisitos básicos de este clima de felicidad. Es fuerte en guitarras, suave en voces y preciso en las baterías para no perder ningún ritmo. El primer sencillo Kids, llegó a nosotros en la primera quincena del año, anunciando un sonido que endulzaría nuestros oídos para después ponernos los pelos de punta. El álbum se produjo en Ontario, Canadá. La mezcla de sonidos macizos y el balance pop, lo hacen su álbum más fuerte hasta ahora.

8) Nilufer Yanya – Miss Universe.

Nilufer es una dama londinense hija de inmigrantes turcos; una artista joven y en ascenso que llegó a nuestro país en la segunda mitad de este año, trayendo una estética extraterrestre y un álbum conceptual muy atinado. Hay quien la cita como la artista revelación del año. Miss Universe no es más que un LP plagado de momentos, instantes que la artista plasma en su voz y en sus beats. Basta con darle una escuchada para saber que es algo de otro planeta, similar al Rise And Fall Of Ziggy Stardust & The Spiders From Mars del maestro Bowie, con sonidos electrónicos, llenos de glitter, pop y atmosferas atrevidas. Nunca los comparen, pero por ahí lleva el camino.

Nilufer tiene un gran trayecto que ha ido preparando desde 2016 con un EP, pero este primer álbum es en definitiva, la placa que podría darle todo a esta revelación, ¿se acuerdan de Lorde? Bueno algo así, pero con una obra conceptual.

7) Drenge – Strange Creatures.

Nuevamente de selección británica, ahora desde Castleton, Derbyshire; esta banda que empezó como un dueto peligroso conformado por los hermanos Loveless, se convierte en una hecatombe de distorsión desde 2015. En este material discográfico, el bajo toma más seguridad y protagonismo, el sonido es potente a comparación de su álbum debut homónimo (2013).

Strange Creatures es una mezcla perfecta de punk, garage y algo más alternativo, sin embargo, el álbum empieza en un punto fuerte y pierde ánimo. La portada refleja su alma interior (un no sé qué con mascara de águila y penacho). El material aún queda lejos de ser el mejor de este grupo inglés. Pese a estos detalles, se posiciona en un buen lugar de lo mejor del año, ya que hace que movamos la cabeza al ritmo de Bonfire Of The City Boys.

6) The Chemical Brothers – No Geography.

Los hermanos químicos son un viaje de calidad garantizada y producciones de excelente manufactura. Con invitados de lujo en casi todos sus obras, esta vez contaron con sólo dos artistas que están causando revuelo en la industria, Aurora; cantante noruega de synth pop. Así también, Nene, el rapero japonés quien aún es un misterio en este lado del pacifico. No Geography es una colección de tracks hechos para bailar, mover el cuerpo, despeinar la cotorra y algo más, con buenos beats y sampleos. Les recomiendo escuchar Eve Of Destruction. Si quieres seguir la fiesta con The Chemical Brothers, no te los puedes perder el próximo año en Ceremonia 2020.

5) Sharon Van Etten – Remind Me Tomorrow.

Después de años sin una placa discográfica y de estar ocupada con la maternidad, la universidad y la actuación que dio vida a personajes en series como The OA y Twin Peaks; Sharon Van Etten regresa con una producción discográfica aclamada por la crítica y por los fervientes fanáticos. Lleno de nostalgia, energía y un nudo en la garganta, pero a su vez, un alivio para el alma. Remind Me Tomorrow es el álbum perfecto para este cierre de año.

4) Titus Andronicus – An Obelisk.

Con una trayectoria de casi quince años en la escena y un sonido distintivo entre las bandas punk independientes, Titus Andronicus regresó este año con un circular lleno de guitarras y obscuridad, pero sin perder la esencia de la banda. An Obelisk captura ese momento de madurez que buscamos en bandas consagradas. De pies a cabeza, es un deleite de sensaciones personales, quizá perfecto para esa película de bajo presupuesto que planeas con tus amigos o para acompañar esa cerveza mirando el paisaje desde el jardín. Titus Andronicus ha mejorado su apariencia sonora para generar mejores composiciones y mejores títulos, bríndale una oportunidad y no te fallará.

3) Surf Curse – Heaven Surrounds You.

 

Nacidos en 2013 con un sonido DIY, surf comercial y pop, Surf Curse son ya un nombre conocido por varios en la escena. Este año nos presentaron Heaven Surrounds You, un grito para el calor.
Alejándose bastante de ese sonido crudo de sus primeras grabaciones, pero sin dejar fuera el surf ligero, Heaven Surrounds You mostró sus primeros avances con Disco; una balada surf que musicalizó las vacaciones de varios adolecentes. La banda ya cuenta con tres álbumes y un EP de estudio, sin duda alguna, aún les queda mucho camino que recorrer y todavía más un sonido que mejorar, pero con este nuevo álbum se han ganado el corazón de muchos por los elementos que involucraron en esta nueva carta indie.

2) Cage The Elephant – Social Cues.

Cage The Elephant es ya un nombre consagrado que abarrota festivales y foros: Lo vimos en Live Out y en el Pepsi Center. Su estilo es un demoledor paso de paquidermo sin piedad, manipulando estilos como el punk, el blues y el pop. Han sabido mantenerse vigentes y listos para lo que el tiempo les presente. Esta vez, su regreso fue campal después de cuatro años de silencio, asegurando un ritmo bailable, fresco y brillante. Los sencillos Ready To Let Go y Social Cues dejan su huella como nuevos himnos de esta década, pero el track que causó bastante revuelo durante el verano fue sin duda Night Running junto al güero Beck. Rap/rock que se pega y te hace brincar, ¿lo imaginas? Cage The Elpehant es sin duda fue el acto en vivo más fuerte de todo el año y su álbum Social Cues nos dio garantía de ello.

1) Sleater Kinney – The Center Won’t Hold.

Más de veinte años respaldan a esta banda, quienes lamentablemente perdieron a su baterista Janet Weiss, pero ganaron un gran espacio en los charts con este álbum producido por St. Vincent. A pesar de las dificultades que conllevó producir este circular, los sencillos no defraudaron y trajeron ese sonido Riot Grrrl a la mesa con Hurry On Home y Can I Go On. Sin perder el piso, Slleater Kinney conserva mucho de esa energía de los 90’s aplicada a los tiempos modernos. Con letras que abordan los problemas reales y un eterno ritmo punk con identidad propia, The Center Won’t Hold es una joya de este 2019, listo para el trayecto y para seguir con lo que el 2020 nos ponga en frente. Prepárate una deliciosa bebida para disfrutar de este excelente material discográfico, lo mereces.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *