Metal Devastation en Sala: In Shadows & Dust!

Crónica: Aztro
Fotos: Mayra Ortiz

El día de ayer tuvimos la oportunidad de tener el primer masivo de Chamuco Prods en la CDMX en donde se contó con la participación de bandas nacionales e internacionales de gran selección.

Para iniciar la tormenta de metal, el ganador de la batalla de las bandas del festival, Longhorn Skull, abrió los telones con unos gritos a la Coal Chamber y ese sonido a metal americano de los 90. Seguido de eso, Monarca de los Malditos se tronó un rollo que tiene jales de thrash, death y groove en español. Estuvieron presentando su álbum debut homónimo que salió este mismo año. Si te gusta Sadus, esta banda te va a latir.

El tercer turno fue para Nunca Digas Muere y su potente deathcore. Están agarrando buen callo en los escenarios, bastante agradables en su ejecución; técnica adecuada. Matalobos tomó el cuarto turno para exhibir un death melódico con algunas gotas de doom. No los conocía y dieron buena impresión con un sonido compacto. Un capítulo después, el deathcore regresó de la mano de All Misery en una versión más brutal a lo anteriormente visto. ¡Machetazos y guerra a todo lo que da! Coros al mero estilo Despised Icon. Los californianos de Skullcrack le metieron velocidad al asunto con su crossover, punk y caótico sonido. ¡La sudaron suave y al extremo, gran inicio de las bandas internacionales!

Pasando de hoja, Crematorium, llegó para encender una vez más la mecha del deathcore. Con 3 Lp´s de estudio, los de California repasaron rolas del disco The Process of Endtime (2005), entre otras más. Nada mal, bastante agresivo. La oportunidad para Fit For and Autopsy arribó desde Nueva Jersey para explotar con un deathcore que mezcla con math. Limpios para tocar y con buena profundidad en las voces.

Power From Hell, de Brasil, se estableció en el turno entrante para promover su nuevo álbum de estudio, Profund Evil Presence (2019), un material que realiza un mix de black, thrash y speed metal. Un look bastante obscuro y blasfemo por parte de los comandados por Sodomic. ¡Naco y maldoso, como nos gusta!

En su segunda fecha en la CDMX, después de haber tenido un show sensacional en el Gato Calavera un día antes, Eyehategod tiró bombas de sludge de la mano de su capitán Jimmy Bower. Un Mike Williams siempre perdido en el delirio y unos gritos de desesperación, acompañaron a la fina ejecución de su guitarrista siempre influenciado por Black Sabbath. Tanta espera valió la pena para verlos dos veces seguidas.  Ya como niño el dulcería para ver una vez más en México después de más de una década sin estar por acá, el tío John McEntee salió a desollar al público con Incantation. Y cómo no querer verlos después que en los últimos años has publicado grandes discos de death metal. Los de Johnstown, Pennsylvania, le metieron desde clásicos hasta su último LP de estudio, Profane Nexus (2017). ¡Violentos, podridos y agradecidos a más no poder! Gran show el que dieron.

La estafeta para Nargaroth tomó fuerza una vez que los teutones abrieron en escenario con las llamas del black metal. Llenos de maldad, cruces invertidas y dos cabezas de cerdos en el escenario, los vientos de Ash crearon un torbellino de odio. ¡Un sonido escalofriante!

Por si eso no fuese poco, aún quedaban los madrazos más extremos por parte de Kataklysm. Desde el momento que subieron a la tarima, los dirigidos por Mauricio Iacono, expulsaron toda la energía que traían con pura rola que mostró su categoría inigualable, la experiencia que le han dado todos estos años en la escena y una actitud de hermandad entre banda y público.
Una continuidad abrumadora que no te dejaba ni respirar, le dio un valor muy relevante a su show en donde se interpretaron canciones como In Shadows & Dust, Crippled & Broken, Push the Venom y In The Arms of Devastation.  Sin exagerar, el sonido fue perfecto para los intérpretes de death metal melódico y brutal. A resaltar los tiempos de ejecución de la promotora, bien bajado ese balón. Esperemos tener la oportunidad de contar con la segunda edición de este festival.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *