Loma Prieta en Foro Bizarro: It´s been one hell of a ride!

Crónica: Aztro.
Foto: Angélica Rincón.

En una tarde y noche muy transitada de eventos de metal, hardcore y similares, el Foro Bizarro se vistió de lujo para recibir la presencia de la agrupación de San Francisco, California; Loma Prieta.

Previo a la presentación de los formados en el año 2005, Annapura prendió el mechón de la bomba con power violence y hardcore extremo de primer nivel. La incorporación de Leo las percusiones durante los últimos dos años les ha brindado una inyección de metal podrido que ahora caracteriza de buena forma a la banda.¡ Bastante violentos en un giro acertado!

En un episodio posterior, los jóvenes de Ambr salieron al escenario para compartir rostros de screamo y cortes progresivos que fueron cortados a raja tabla, por un cuadrante matemático bien ensayasdo por la banda. Entre un mix de gritos demenciales y voces melódicas que entran al contraste, pegaron notas que fueron aplaudidas por los asistentes.

El turno siguiente fue para Joliette, quienes con una trayectoria más amplia en el también camino del screamo, atacaron con pura velocidad como es característico de dicho subgénero de metal. Si bien, actualmente no es el estilo más de moda entre las actuales generaciones, si podemos destacar que se ha mantenido de pie con los fieles practicantes de alguna forma. Para esta banda podrían haber influencias desde Converge hasta Between The Buried and Me. Tras su media hora en el escenario, todo se preparó para el cierre final con Loma Prieta.

Ya con los ánimos exaltados, el sudor en los frascos de las cervezas y los rostros activos, los norteamericanos no saludaron a nadie y decidieron que la mejor forma de hacerlo era con golpe de adrenalina directa. En el lugar, los demonios de Sean Leary no tardaron en desprenderse de su ser para transmitir una voz desesperada. Después del primer track y la señalización del vocalista para subir más el volumen del micrófono, el cuarteto desató la furia con rolas como “Black Square”, “Mereless”, “Forgetting” y “Fly by Night”.

La convergencia entre el hardcore y el punk continuaron su ruta por 31 minutos, dos que tres changos aparecieron volando entre todos los fanáticos, el slam lo incitó un loquillo caballero y la rueda de la locura se mostró en la mayoría del show. Hubiese estado muy bien que tocaran más tiempo, pero al parecer, estos minutos de práctica los dejaron exhaustos. No tanto a la audiencia que seguro sí se reventaban otros 20 minutos sin problema alguno. A ver si tenemos la oportunidad de ver a estos machos alfa una vez más por acá. Ya veremos, dijo un ciego.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *