Los 10 discos más Indie de 2k18

Por: José María Pérez.

Definitivamente este fue un año muy cerrado para las producciones independientes, algunos dicen que el rock está muerto, que los festivales están volviéndose cada vez más repetitivos (y en este renglón la cita es cierta), que esto, que aquello y en fin. Pero en realidad, necesitamos ir excavando en terrenos más insólitos y de valor único, lugares a donde otros músicos han picado piedra y han logrado crear nuevas formas de producir música, que realmente brinde otro matiz al contexto actual. Es por eso que en este cierre de año es un buen momento para darle la vuelta a la página y listar discos que tienen que estar en tu playlist a como dé lugar.

10.- Superchunk – What A Time To Be Alive.

Casi 30 años desde que estos chicos de Carolina del Norte, están sorprendiendo con un sonido alternativo del primer nivel que merece una oportunidad en tu mente. What A Time To Be Alive, su más reciente placa discográfica no es la excepción, tiene ese efecto “tardes de domingo”. Llegó en febrero y nos puso los pelos de punta con una mezcla bien atinada de punk, alternativo y hasta pop rock. Este disco hace que la banda suene más madura, sin intentar encajar con los estilos 100% estéticos de esta década y manteniéndose lejos de tendencias modernas. Sin embargo, es fresco y novedoso en cualquiera de sus once cortes y al escucharlo me entenderán.

9.- No Age – Snares Like A Haircut.

Los californianos han vuelto con nueva disquera y un álbum que dice: “Esto es ruido”. Snares Like A Haircut es un trabajo balanceado entre el noise-rock, dream pop y varios rollos experimentales. Estos chicos no decepcionan y nos entregan una bocanada de aire fresco con cada álbum que lanzan. En este cuarto redondo se muestra lo mucho que la banda ha crecido y desarrollado un estilo propio e inconfundible.

8.- Datarock – Face The Brutality.

Con cambio de imagen, trajes deportivos color negro, gafas oscuras y computadoras; Datarock enfrenta toda clase de brutalidad que se le interponga. Desde Bergen, Noruega, este álbum está listo para las pistas de baile, también podría ser un musical para una película independiente o incluso para salir a correr y hacer ejercicio, así de versátil es. Llegando anticipadamente con el los sencillos Everything y Laughing in The Face Of Darkeness, los escandinavos nos demuestran que están listos para cualquier cosa.

7.- Fucked Up – Dose Your Dreams.

Ecléctico, maravilloso y con una gran historia como tema principal, los canadienses hicieron como lo que Primal Scream hizo con Screamadelica, un “smash” record. Añadiendo una historia sobre
deshumanización, los vicios del internet y las tecnologías en su pequeño universo, la banda de Toronto quebró los esquemas del hardcore, usando instrumentos y arreglos que jamás pensamos que cabrían en la categoría del género anteriormente citado así como del punk. Nos tiene acostumbrados a estos cambios positivos y arriesgados, lo que les brinda un gran reconocimiento.

6.- Nine Inch Nails – Bad Witch.

Contando con sólo seis cortes, Trent Reznor y Atticus Ross cierran la trilogía que comenzaron con Not The Actual Events y que avanzó con Add Violence. Aunque al principio causó polémica por ser
concebido como un Long Play y por el uso del saxofón por parte de Trent, no fue obstáculo para que se posicionara en lo mejor de los listados. Con un tono más oscuro y a su vez violento que los anteriores materiales y, siendo el noveno LP que trabajan en estudio, NIN consolidó su material convirtiéndolo en uno de los actos en vivo más grandes del 2018. Si los viste en el #CC18 y en El Plaza, sabrás a lo que nos referimos.

5.- Kate Nash – Yesterday Was Forever.

La británica es una cantautora que no teme a tomar riesgos a la hora de crear música, mezclando cualquier cosa que ella encuentre, logra hacernos sentir su descripción de anhelo y ligereza. Yesterday Was Forever es una muestra de su ímpetu creativo y liberal. Nostalgia como su elemento clave, pequeñas historias y un alma joven que crece en su interior nos hacen darnos cuenta que el ayer vivirá para siempre dentro de nosotros.

4.- Arctic Monkeys – Tranquility Base Hotel & Casino.

Este cambio por parte de los Artic Monkeys causo varias opiniones mixtas (entre ellas la mía). Sin embargo, con el paso de las repeticiones uno se percata de la cantidad de elementos con los que cuenta y la dimensión de su contenido lírico. Después del sencillo Four Out Of Five, nos quedó más que claro. TBH&C es un trabajo maduro que expone un camino diferente al del rock tradicional, sin alejarse de algunos esfuerzos que han hecho anteriormente. Universalmente aclamados, los británicos han entrado a una nueva etapa de gran aliento.

3.- DZ Deathrays – Bloody Lovely.

Sin tapujos, este es un álbum a disfrutar de pies a cabeza, lleno de estéticas punk, grunge y hasta pop. Un trabajo sin precedentes que el dúo australiano ha perfeccionado para los escuchas más exigentes. Ponlo a todo volumen, en la fiesta, en la habitación y hasta en la ducha cuando quieras tirar cánticos. Truénate el primer sencillo Total Meltdown y quítate cualquier duda.

2.- Gouge Away – Burnt Sugar.

El post-hardcore y el punk malcriado se hacen presentes en este conteo, los de Florida ya tenían tiempo mostrando indicios de un nuevo álbum tras el éxito de su debut, Dies. Con un sonido más pensado, thrashy y letras que te invitan a reflexionar sobre diversos temas (con grandes líderes de los cambios sociales), los formados en 2012 vienen para encabezar varios festivales de punk alrededor de la unión americana y México, si es que algún promotor despierta y toma esta cápsula de paranoia.

1.- Moaning – Moaning.

Una banda poco conocida de California con guitarras estridentes, caóticas, un bajo eléctrico tomando protagonismo y baterías precisas en cada punto, es lo que se tiene en este LP. Moaning es una revelación que ha ido creciendo desde hace cuatro años, hasta concretar por fin este año su primer redondo de larga duración, mezclando post punk, alternativo, post grunge y también algunos elementos de new wave que seguro no dejarás de consumir y devorar a cada instante. Algo que In Utero de Nirvana y Unknown Pleasures de Joy Division generarían si ambos se mezclaran como un coctel de fantasía . Elegante por naturaleza, esta es la cima que tú mereces escuchar.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *