Earthless y Red Mars Sky en Sala: Psychodelic trance

Crónica: Roger Valdivia.
Fotos: Mayra Oritz.

Y así lo fue mis queridos rocanroleros de onda, chavos y chavas que cotorrearon con ritmos volátiles de la mano de Ultramandaco (Mendoza, Argentina), The Cavernarios (México), Mars Red Sky (Burdeos, Francia) y Earthless (San Diego, California).

A las 20:00 horas, los sudamericanos abrieron con un rock garage de excelente denominación. A pesar de no estar contemplados en un principio para este concierto de revivió a todas las almas de ultratumba, su inclusión le dio un valor agregado a quienes incluso no sabían que estarían. Aprovecharon al máximo su visita a México y promovieron su más reciente EP, El Ojo del Fanático. Un material que exhibió el pegajoso track de Orillero y que ejemplificó el compacto sonido que tiene este trío con 19 años en la escena.

No cabe duda que los promotores de la ceremonia, Kill Pill Klvb, tiraron la casa por la ventana con un par de fiestones que sólo costaron $420 pesos entre ambos. El primero de ellos con el espectáculo de Samsara Blues Experiment que sucedió la semana pasada en el Multiforo Alicia y que terminó el día de ayer con este aquelarre internacional, que destacó con características del Día de Muertos en el escenario de Sala, junto con enanos enmascarados y adornos relacionados con la muerte, flores de cempasúchil y público disfrazado.

Después de 40 minutos del Warpig y El Patas Dj Set, entraron desde la edad de piedra, The Cavernarios con su rock/fuzz/surf. Son una banda conocida en el circuito subterráneo mexicano, que se consolidó a base de trabajo duro en las olas hippies. Los oriundos de Cuautitlán Izcalli, portan con orgullo sus orígenes y sus dotes de locura en el escenario haciendo movimientos de locura con el bajo y su guitarra.

Instantes más adelante, alrededor de las 22:55 horas, salieron al tablón los europeos de Mars Red Sky, con un híbrido entre stoner, rock y metal experimental. Con voces armónicas propias del doom y dulcemente interpretadas por un francés que rompe con todos los estereotipos del rocker: Ni un tatuaje, cabellera menor al estilo fraile y cero estrafalario. En cada uno de los momentos nos pusieron a menear la cabeza arriba y abajo con sus devastadoras guitarras y una energía que ya dejaron atrás los rockstars consolidados. Ejecutan una combinación perfecta de sonidos como el churrumais forjado en papel estraza.

Más adelante, Earthless, siguió con esa conexión astral, casi simbiótica entre el respetable público y la banda. La atmósfera se sentía perfecta, los enanitos bailaban al ritmo del rock e incluso, uno quiso surfear entre la gente que ya andaba en un canal muy psicotrópico. El conjunto norteamericano se compone por uno de los bateristas más importantes de la escena punk rock de California, el Sr. Mario Rubalcaba, que cuenta con un CV musical impresionante, su participación con Hot Snakes, Rocket From The Crypt y Nebula. Nos dejó claro que lo suyo puede ser salir a patinar con Steve Caballero, pero también tomar el control absoluto de cualquier percusión. Cinco rolas de las perronas, tres instrumentales y un encore sonaron con energía radioactiva. Isaiah Mitchell, guitarrista de la banda, se pintó el rostro como el tercer integrante de Insane Clown Posse para sumarse las tradiciones de Halloween. Hizo simbiosis con el público de manera perfecta, similar a la que hace el Mundet Rojo con Uruapan en la bolsita plástica. Sus dedos fueron llamas todo el tiempo e incendiaban cada cuerda que tocaba. El tipo es un fenómeno con la lira, ¡qué velocidad! Y qué decir de cómo sonaron Volt Rush, Electric Flame y Violence of the Red Sea.

Earthless es una banda que se denominan doom psicodélica, dicen que lo suyo no es el césped del diablo, que su único motor es el té verde y el café, sea cuál sea su motor, dieron un show de nivel perfecto, en una Sala que sonó impecable y en el que hasta el personal de seguridad son la bandota. Los mejores disfrazados obtuvieron discos y playeras de Earthless, ¡todos ganaron!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *