Propagandhi en Foro Indie Rocks: Flying punk rock

Crónica: Bruce Alexander “The Damn Great”.
Fotos: Angélica Rincón.

La escena del punk rock en México se ha popularizado demasiado entre los adolescentes gracias a las bandas nacionales que lo han hecho una moda y también debido a la melancolía de la vieja escuela. En este caso, me atrevo a decir que el 90% de las personas presentes en el Foro Indie Rocks eran mayores de 25 años y eso le dio un mate diferente al concierto.
Tras una corta espera para que iniciara todo, Axpi salió a domar el escenario, las guitarras se devoraron cualquier otro sonido que no viniera de las 6 cuerdas. Si el vocalista refinara algunos detalles de su ejecución, le podría pegar en un aire a la voz de Michael Graves de Misfits. A pesar de algunas fallas técnicas, los machos alfa le metieron recio a su ruidero.

A las 21:00 horas del miércoles 14 de marzo, La Armada se posicionó en el escenario mientras sonó su intro. En cuanto dieron el primer acorde de la guitarra, todo el mundo en el lugar estalló de felicidad. ¡Sonaban demasiado bien! Y no sólo eso, hasta las luces mejoraron bastante, ya que tenían un orden y sentido. La Armada es una banda originaria de República Dominicana, sin embargo, lleva varios años radicando en Chicago, lo cual les ha traído demasiadas oportunidades y obviamente la expansión de su nombre y reputación por el norte de América. Si hiciéramos una comparación con la primera banda que tocó, ellos tienen un sonido mucho más agresivo que Axpi y aparte contienen líricas de protesta. Me sorprendió su energía en el escenario y aunque uno de ellos haya confundido los tacos de canasta con “las tortas de canasta”, se llevaron nuestro corazón y sudor.

Pasadas las 22:00 horas, debo admitir que yo no estaba tan familiarizado con Propagandhi, los conocía de nombre y tal vez los llegué a escuchar en alguna reunión punk, pero en el momento que el vocal dijo: “Buenas noches, nosotros somos Metallica. ¿Cómo está México?”, empecé a reír y tomar mi mente. Failed Imagineer, que fue la primera rola de la noche, armó un caguengue entre la gente y el moshpit se desfloró. No lo tuve que pensar ni 10 segundos, mi cuerpo y mente querían desquitar frustración y ver esas caras de emoción en el bello círculo del sudor. De verdad, muy pocos fueron los que se resistieron, chicas y chicos le entraron macizo al atasque de golpes y empujones, ¡qué buena sensación!

Después se recetaron rolas como Back To The Motor League y Dear Coach’s Corner. Más adelante, hubo una pequeña pausa donde labanda expresó la felicidad de poder estar en México para poder tocar la siguiente canción, Fuck The Border. Sin duda, creo que esta rola fue de las que más prendió en toda la noche, hasta La Armada salió al escenario para echar desmadre y tocar con los canadienses, para crear un ambiente de hermandad demasiado bello con todo y los codazos en las costillas.

La noche siguió con tracks como Note To Self, Cop Just Out Of Frame y Comply/Resist. A estas alturas, el piso ya estaba demasiado resbaloso, pero al diablo, había que entrarle de lleno a Without Love y …And We Thought That Nation-States Were a Bad Idea para el degenere total. Tras Anti-Manifesto, hubo un breve descanso y los fans empezaron a gritar: “One more song!”. Los cánticos se transformaron en duras caricias y Victory y Night Letters, abrocharon la velada con cinturón de oro en un momento que jamás olvidaré. Tenía muchos meses que un vivía un concierto a este nivel, fue una experiencia única y me gustaron demasiado. ¡Fue un sold out con final feliz!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *