Northside 2017: Wizards over the Sun

Crónica: Aztro.
Fotos: Aztro Photography y David Kuri.

La apuesta para los rockeros y metaleros era realmente compleja, por un lado, se presentaba el Knotfest en su tercera edición en el Estado de México y por el otro sendero, el Northside tomaría se segunda edición en el Parque Fundidora de Monterrey, Nuevo León, el sábado pasado. Para nuestra fortuna, el equipo de Clinic Diafragma se dividió en ambas tareas y se rifó al tiro.
Desde que llegamos al masivo regio, la organización fue total con un acceso ordenado y bien enlistado. Más adelante, una vez adentrándonos en el parque, el escenario de las bandas nacionales se veía de primera impresión. Si caminabas más adelante, veías un pasaje que te llevaba a campo abierto y visualizarías los dos escenarios sin bronca. Mientras Tanus, Ágora y Raven Eye hacían lo suyo, nosotros nos ubicábamos, definíamos cómo íbamos a trabajar y alistábamos el equipo fotográfico. Llegó el instante perfecto para tomar las primeras imágenes del día con Exodus. Era el momento de saborear grandes clásicos de thrash metal. Si bien, yo no podría decir que Steve “Zetro” Souza es mi vocalista preferido de los norteamericanos, sí pudo asegurar que dio un gran show con sus peculiares chillidos. Blood in, Blood Out y Bonded by Blood sonaron bastante bien de hecho.

Un capítulo posterior, se vivió de la mano del veterano Dokken, a quien no veía en vivo desde hace 11 años en una tarima. Ya con algunas marcas más que reflejaban sabiduría y madurez, el músico que ahora se distingue por su tupida y colorida barba, nos alimentó con un hard rock de excelente textura. Fino y sumamente agradable. Cambiando de escenario, la cara del sludge y stoner progresivo mostró su sonrisa más iluminada con la presencia de una de las bandas más esperadas del festival: Baroness. La banda dirigida por el artista visual John Baizley mostró un show brillante y preciso. Notas de Kerosene, March to the Sea, Morningstar, Green Theme, Board up the House y Shock Me, nos sumerigeron en una pauta espacial. La más reciente integrante de la banda, Gina Gleason, se ve que se ha adaptado rápidamente en la lira a los originarios de Savannah, Georgia. Además, tiene una cara angelical, ¿qué más puede pedir uno? El argentino, Sebastián Thomson, mostró que también está muy bien integrado a la nave que actualmente promociona Purple. ¡Tremenda continuidad de esta banda!
Para la hoja siguiente, Gene Simmons & His Band llegó para divertirse en grande con una fiestota de hard rock. Entre covers de Kiss y otras rolas, el magnate nacido en Israel se distinguió por siempre citar a las mujeres y su gran afán a ellas. Inclusive, subió algunas cuantas al escenario para que bailaran y cantaran con él. Para tener 68 años de edad, está entero. Eso de no fumar, no consumir drogas ni alcohol, sí que lo han beneficiado. Muy buenos músicos lo acompañaron, sabroso show.

El siguiente escalón fue escalado para ver a Kreator. Estos machos no se cansan de dar shows de alta calidad. Mille Petrozza se pierde en su demencia al cantar los himnos de los alemanes, las liras se vuelven un dragón andante y el huracán metálico es inevitable. Punto y aparte, Tarja Turunen, fue la más encantada de posar para las fotos, sonreír en cada ocasión posible y mostrar su encanto natural. Siempre delgada y profesional, dio un excelente show de metal. Como alguna vez lo mencioné, es toda una sirena al micrófono y mostró sus dotes vocales que la llevaron a los continuos aplausos del público. Seguido de esto, In Flames llegó desde su nativa Suecia para sumarse a esta fiesta sin final. Ya con un sonido y look totalmente mainstream que no tiene nada que ver con el aclamado death metal melódico que proclamaron en la década de los 90, el conjunto que sólo cuenta con dos miembros originales, mostró su rock alternativo que cuenta con algunos brillos de groove metal. Para los chavitos, esta banda está muy bien, para alguien como yo, no me mueven en absoluto. Sin embargo, esto no demerita en absoluto el espectáculo que brindaron a quienes sí los siguen.

Enmarcando la siguiente banda, Deftones loqueó durísimo como sólo ellos lo saben hacer. Estilo siempre original y con un sonido brutal en vivo, se rifaron como los grandes. No es de extrañarse por qué siempre están dentro de los masivos más grandes del mundo. Chino Moreno no dejó de brincar y cantar como demente. Y el acompañamiento de sus músicos, impecable. Sonaron demasiado bien. Para bajar el ancla, Incubus dibujó los círculos de rock hierboso, con influencia de funk, electrónica y el aroma más surfista de la noche. Si bien no son nada pesados, las memorias que han dejado en las mentes de los melómanos con los discos Make Yourself y Morning View, movieron a una gran cantidad de audiencia para ver qué canciones tocarían de aquellos exitosos álbumes. Circles, Anna Molly, Pardon Me, Drive, México, Nice to Know You, Stellar y Warning, fueron gran parte de su set. Muy buen rock de los formados en 1991. Asimismo, se dieron el lujo de cerrar su presentación con un Wish You Were Here. Por último, la noche apremió, el silencio arribó y una edición más de Northside culminó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *