Defenders of North en Beer Garden: Metal surgery!

Crónica: La Mano del Muerto.
Fotos: David Kuri Aztro Photography.

¡Noche regia, noche metálica, noche de caos! Así se vivió el día de ayer la primera edición del festival Defenders of the North en el Beer Garden de la Expo Guadalupe en Monterrey, Nuevo León.
Para iniciar con el show, los tíos de Warcry salieron de forma potente al escenario para irradiar melodías de power metal. Ahí, la banda comandada por Víctor García en las voces, incitó desde un inicio a la gente para que aplaudiera y cantara cada canción posible. Con unos risos que ocultaban su rostro y que brincaban en cada movimiento que hacía, el español cantó como el viento en rolas como Cobarde, Quiero Oírte, Tu Mismo y Huelo el Miedo. También destacó que todos los músicos radicados en Oviedo, Asturias, mostraban mucha empatía con el público, sonreían y se movían de forma constante en el stage. Muy buenos riffs de Pablo García y excelente acompañamiento por parte de Santi Novoa en los teclados. Muy queridos en nuestro país.
Más adelante, el maestro Jeff Walker comandó el buque de Carcass para la siguiente función. Siempre apegado a su humildad y gran entrega en el escenario, el británico mostró con claridad por qué su banda tienen tanto respeto y prestigio a pesar de no contar con la alineación original desde hace varios años. Bombazos de death metal melódico y grindcore acompañaron el set que implementaron, las desgarradores voces de Jeff Walker y los finísimos toques de Bill Steer en su estruendoso sonido, hicieron de su presentación un caos total. Ayer fue una muestra que exhibió que Carcass en el escenario es una garantía total y que nos años sólo los han fortalecido. Heartwork until death!
Para abrochar la cita, tras la presentación de los cirujanos, el thrash metal neoyorkino de Anthrax abrazó el Defenders of the North con una incesante dosis de sudor, energía y alboroto. Charlie Benante, Frank Bello y Jonathan Donais, fueron acompañados por la locura de Joey Belladona. Este último, vocalista de la banda en dos etapas de la misma, no paraba de señalar a la gente, levantarla para bailar al ritmo del moshpit y mostrar su felicidad de estar en México. Como una máquina de ejecutar canción tras canción, Anthrax siguió su curso con tracks como Indians, Antisocial y todo el poder del For All Kings Tour.  Scott Ian, mostrándose como niño en dulcería, jugó con sus liras y compartió adrenalina pura en el escenario. La rifaron bastante chingón y cumplieron que un set variado que gustó a propios y extraños.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *