Abigail en Cosa Nostra Mx: Eastern Black Metal Yakuza!

Crónica: Bruce Alexander “The Great”.
Fotos: Angélica Rincón.

Mientras unos apostaban sus máscaras y cabelleras en la Arena México, en el foro de enfrente, ciertos nipones preferían dar una de las mejores cátedras de metal que he presenciado. Nuevamente, Blood Productions, nos sorprendió con una banda under que lo da todo en el escenario. Sin lugar a dudas el mejor evento que ha realizado este promotora en su historia, sin exagerar.
Todo inició con Blaspheme Rites, quienes la han estado rompiendo desde sus inicios y han llegado a buenos niveles. Aparte, los chulos se rifaron una nueva rolita llamada Hellish Necromancer, un cover al buen tío GG Allin con Die When You Die y Chaos Invocation. Se pusieron bien guapos y fueron buena elección para el inicio. Posteriormente llegaron los padrinos de Ahvawe con todo su black speed rock ‘n’ roll, para destrozar los oídos de todos los presentes con rolas como Alkoholocaust, Petit Tits y Underage Sluts.
Ahora toca hablar de la banda que más me sorprendió: Metralla. Con un sonido bastante agradable y digno de matear, su vocalista la discutió suave con su público. En una imagen por recordar, el
vocalista estaba con un gran antojo de chela y alguien en primera fila le regaló una. Su energía y voz son de buena calidad y realmente muero por escuchar su segundo disco de estudio. Sus rolas más destacables fueron Metralla, Mercader de la Muerte y The One Insane (cover a Unleashed).
Para finalizar con las bandas mexas, Profanator, una banda que no necesita presentación, tiene un camino ya muy bien recorrido y es bien sabido que siempre lo dan todo en sus presentaciones. Esta noche no fue la excepción y todos aplaudieron a estos grandes quienes se chutaron Mvtter Victim, Wormed, Night Fever y Corpse Harvest.

¡Saquen las velas!
Daba la medianoche, algunos se apresuraban para comprar sus cervezas y no perderse el show que seguía. En cuestión de segundos, Abigail saltó al escenario para pegarle con todo a The Final Damnation. Las primeras notas sonaron y el mosh pit se desarrolló agresivo y bien locochón. Debo señalar que Yasuyuki es todo un master en el bajo y cantando, es un verdadero loquillo. Siempre respetuosos con el público y diciendo “Gracias” de la manera más brutal posible, retumbaron la manteca con Violence, Kill and Destruction y Rocking Metal Motherfucker (cover a Barbatos). Estas rolas me hicieron encontrarme con varias cosas volando por los aires, un diccionario, labiales y hasta un cargador de celular. ¿Qué onda? Jaja.

Ellos se consideran la banda más malota en Japón y no podemos dudar eso después de haber vivido canciones como Hail Yakuza, War 666 y Metal Evil Metal. Tuvieron una gran conexión y era
inevitable mover la melena al ritmo de esas rolas. La banda se despedía y prometía regresar, su cara de respeto hacia nosotros era muy amplia, todos pedíamos el encore, queríamos un poco más
de estos mafiosos. Charge! de Forever Street Metal Bitch armó un despapaye en el dance floor, algunos tuvieron que salirse de plano del baile, otros resistieron con la fuerza de una muralla y los sobrantes alzaban los puños para cantar a todo pulmón. Para retirarse nos deleitaron con Bitch! Your My Angel y nos exprimieron hasta la última gota de sudor.

Por qué sí
Ahora… ¿Por qué es el mejor concierto de Blood Productions hasta la fecha? Las bandas teloneras fueron ideales para comenzar, no sé si estoy bien o mal, pero se veía bastante lleno y la gente demostró que sí se puede apoyar en grande sin ser una agrupación mainstream. El audio me encantó con la banda estelar, es la primera vez que escucho tan bien los instrumentos en el venue. Y para finalizar, la energía de la gente que alimentó a los músicos no tuvo precio. ¡Armonía total!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *