Chris Broderick y Shawn Drover en Multiforo Tlalpan: La hermandad del metal

Crónica: Daniela González.
Fotos: Angélica Rincón.

Poco antes de las 18:00 horas, la fila de playeras negras y melenas largas rodeaba el Multiforo Tlalpan, ubicado en las calles de San Fernando y Benito Juárez en el centro de la Delegación Tlalpan.
Cuatro bandas de diferentes géneros y sonidos fueron las teloneras el día de ayer en el festival Brotherhood Metal Fest, que tendría como estelares a los ex integrantes de la legendaria banda Megadeth, el guitarrista Chris Broderick y el baterista Shawn Drover.
Los asistentes que ingresaron al venue desde temprano, se apilaban al frente del escenario para recibir a Bleeding Hope de la Ciudad de México, quienes iniciaron la tarde con un su metal experimental. La banda dio toda su energía y no paró de incitar al público a hacer lo mismo. Después de eso fue el turno de The Fact Remains, quienes mantuvieron el ambiente con su sonido hard rock. Instantes más adelante, Obesity estuvo a cargo del tercer show de la noche y deleitar al público con un metal progresivo que mantuvo la atención de los presentes durante todo el set.

¿Y entonces?
Antes del headliner del día, el foro tembló con la participación de Mortal Pestilence. La audiencia mateó y brincó para satisfacer sus deseos más extremos. Los músicos originarios de  Naucalpan, Estado de México, agradecieron el apoyo a las bandas mexicanas y dejaron a los asistentes con la sangre caliente y los puños preparados para lo que seguía. Grato sabor de boca.
En punto de las 20:30 horas, Chris Broderick y Shawn Drover salieron al escenario recibidos por los gritos y aplausos de todos. Chris saludó a sus más fieles seguidores y pidió un aplauso para Shawn
y terminó con agradecimientos para los promotores en turno. Iniciaron con Legion of lies, escrita por Drover, mientras que todos los presentes respondían eufóricos. Broderick agradeció a cada momento y les recordó a todos que estaban en una fiesta de músicos locales y eran grandiosos. “You have some killer local musicians”,expresó Broderick y continuaron el show con Dead Stare.
“I love you” gritó un fanático y con fuerza apretó el puño mientras los músicos continuaban en lo suyo. Aunque el foro no estaba lleno, la energía expuesta por los presentes hacía vibrar el piso. “Mucha música nos influye, pero la música clásica nos representa como banda”, dijo Chris Broderick antes de iniciar con Thy Lord Belial.
Después sonó Throwback, uno de los sencillos del álbum Birth and The Burial de Act of Defiance, nombre del dueto que conforman Broderick y Drover. Fue en este momento cuando la segunda parte
del show comenzó a pegarle más macizo. Para este acto, el guitarrista de Colorado (E.U.A.) y el baterista de Montreal (Canadá), invitaron a un guitarrista, colega y amigo de la escena local mexicana, para tocar con ellos. A partir de este momento, diferentes músicos locales acompañaron a los estelares para tocar una serie de clásicos que reventaron la noche y conmocionaron al público. Guitarristas, vocalistas y bajistas, acompañaron a Drover y a Broderick en canciones como Ace of Spades de Motörhead. Una foto de Lemmy Kilmister, guitarrista y fundador de los británicos, apareció detrás cuando todos coreaban su nombre. Seek and Destroy de Metallica, Stand up and Shout de DIO, Hole in the Sky de Black Sabbath, Breaking the Law de Judas Priest y Warpigs, también de Black Sabbath, fueron otras de las canciones que Act of Defiance ejecutó junto a músicos locales. Esto demostró gran referencia al título del evento, demostrando que el metal es una escena de hermandad y que el talento local de la Ciudad de México es digno de ser reconocido entre el mundo y músicos consagrados. ¡Fue una noche que rompió paradigmas con el sabor tricolor!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *