Razor en Foro Moctezuma: Speed through your veins!

Crónica: Aztro.
Fotos Venemous, Voltax y Strike Master: David Kuri.
Fotos Razor: Aztro Photography.

Jueves de mucho movimiento citadino, caos vial, alboroto por las calles y el folklore que caracteriza a la Ciudad de México y su sobrepoblación. Aun así, para los que previnieron y se organizaron de buena manera, no tuvieron problema alguno para estar a las 19:30 horas en el recinto ubicado en Emiliano Carranza #22 en la Colonia Moctezuma. El sitio es amplio, no tan céntrico, pero de fácil acceso si vas en metro. Tiene la ventaja de venderte alimentos dentro del lugar, hay diversas mesas con mercancía, baños, barra de bebidas, un escenario muy bien montado y un acceso nada rebuscado.
Aproximadamente a las 19:45, Venemous se mostró en un escenario muy obscuro que compartió tres antorchas que simbolizaban el rostro más perverso de la agrupación de thrash metal nacional. En la ejecución, se les ve más sólidos que hace algunos años. Parce que el tiempo les ha ayudado a formar un sonido mucho más compacto y suelto a la hora de ser exhibido. Ceremony, In Presence of Evil y el cover a Slayer, Black Magic, fueron tres de las cartas sobre la mesa. Al culminar su show, pasaron algunos minutos y después saltó a la tarima el quinteto de acero, Voltax. Con una alineación que se ha mantenido estable a lo largo de varios años, el conjunto formado en el año 2006 ahora cuenta desde hace un año con la participación de Ricardo (guitarrista de Venemous) como acompañante de Diego en la otra guitarra de la banda. Cuando estaban tocando, se notaba de buena forma como Diego lo acompañaba por instantes para brindarle esa confianza que necesita el muchacho. Esta experiencia lo hará crecer como músico en muchos sentidos sin lugar a dudas. La banda se mostró sólido y compartió canciones como Midnight Wheels y Acero Inmortal. Por cierto, esta última melodía de heavy metal sonó realmente bien.
Seguido de este acto, el trío comandado por el Comandante Kmu tomó el control del escenario y de las mentes de todos los presentes. Duro, directo y lleno de rabia, el thrash metal de Strike Master es uno de los preferidos por el público mexicano. Siempre generan un mosh pit del terror como pocas agrupaciones nacionales. Los que querían quemar calorías, ese fue su momento. Suicidal Licence, Merciless Machine, Majestic Strike y Ritual Killings, ¡armaron la secuencia del caos! Tras ejecutar su set, respiros profundos y sorbos de cerveza alentaron de nueva cuenta a los guerreros de la noche.
Tiempo después, el turno para los formados en 1983 tomó su camino para soltar latigazos de speed y thrash metal como sólo ellos lo saben hacer. Rostros tremendamenteemocionados de estar en México, es lo que mostraron los canadienses desde su incorporación al escenario. Instant Death, Cross Me Fool, Violent Restitution y Behind Bars, fueron las primeras dosis letales. Lo que no puede pasar por desapercibido, es que el sonido estuvo muy bien en todas las bandas, algo que siempre se agradecerá en cualquier show. Bob Reid, quien ha vivido dos etapas importantes con la banda, sacó unos aguerridos gritos a pie de guerra, que mostraron su gran pasión por el metal. Dave Carlo, se sumergió a fondo en las seis cuerdas y abrazó a su guitarra como si esta fuera lo más valioso de su vida, tal vez lo es. Riffs de perdición y velocidad en constante aumento, fueron parte de sus características.
Mike Campagnolo, tomaba su bajo como un martillo para destrozar cualquier roca que se cruzase en su camino y, Rider Johnson, su subió al tanque de guerra para disparar su incesante metralla en las percusiones. Seguido de esto, otras canciones como Cut Throat, Electric Torture, Iron Hammer, City of Damnation e Evil Invaders, dejaron el campo de batalla totalmente desértico y sin enemigo alguno por combatir en una poderosa muestra. Sin bien nunca han sido una de las bandas más populares dentro de la escena, esto no quita su lugar en la historia del metal y tampoco es argumento para no saborear la pasión que muestran por tocar su música en cada rincón del planeta. Ver a esta banda de culto entre los seguidores más underground, fue un lujo que no todos los días se puede ver. ¡Delicioso!

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *