Satanic Surfers en Cosa Nostra MX: No guts, no glory!

Crónica: José María Pérez.
Fotos: Angélica Rincón.

Cinco agrupaciones, cuatro países, un escenario y cientos de asistentes ansiosos por presenciar con sus propios ojos este cartelazo de punk, fue lo que se vivió la noche de ayer en la Cosa Nostra MX. Una masa caótica, llena de sudor, olor a cerveza y amplificadores a tope, fueron parte de este colorido festín que exhibió desde el punk rocker de la vieja escuela, hasta el más joven conocedor del género.

We Step Out y Last One Standing:
Las luces apuntaron al lugar correcto donde los dos primeros actos We Step Out y Last One Standing nos demostraron que aquí también se hace Hardcore de excelente calidad. La primera de ellas, oriundos del Estado de México, nos dedicaron un ritual de riffs crudos, voces fuertes y solos sobrios. We Step Out lanzó Saturday Night (cover a Misfits) en medio de su set, lo que provocó que todos corearan el clásico “Wooohooo” de Glen Dazing. Por su parte, Last One Standing elevó la potencia y velocidad para llenar nuestras almas de energía y ansiedad. Su repertorio fue fugaz, pero bien ejecutado y directo, lo que nos  demostró su calidad y coraje en el escenario.

No Fight No Glory:
Los suizos de NofNog subieron a romperla con saltos intrépidos, patadas aéreas y grandes himnos de protesta. En un instante, su guitarrista y también vocalista, Roger, dedicó un espacio para hablar en contra del racismo, el sexismo, la discriminación y todas las injusticias que se han suscitado en el mundo actual. Con este mensaje, los puños se alzaron al aire a la vez que se escuchaba el grito por parte de los asistentes: “Fuck Trump!”. Perfecta sincronía para presentar la canción Nothing To Loose. Asimismo, Dead End Youth, Broken Bottles, Yourself Under Siege, Look And See y What a Mess sonaron esplendidas con sus distintivas características. Entre inglés y un perfecto español presentaron cada una de las piezas y agradecieron a al público mexicano, detallazo. La banda se despidió con At Death’s Doors, Planet Earth y Global Protest, como parte de su encoré. De esta manera, se retiraron con el corazón lleno de alegría después de haber dejado todo en la cancha.

Antillectual:
Desde Holanda, ¡Antillectual llegó por primera vez a nuestro país! Tuve la oportunidad de ver su prueba de audio y desde ahí sabía que harían un gran trabajo, sin embargo, lo que más me sorprendió fue la capacidad de movimientos y ejecución por parte de su bajista, Toon. La combinación de sonidos pop y el poder del hardcore nos pusieron a brincar. No faltó el discurso anti fascista por parte de Willem (guitarra y voz): “Han estado pasando cosas muy locas últimamente y lamentablemente ustedes están siendo parte de ello”, citó. Levanto su puño en señal de apoyo, Toon lo acompañó mostrando una playera que ilustró a Trump siendo atravesado por una bala. Su declaración literal: “Fuck this guy”. 
Parece ser que todos recordaron sus tiempos de pubertad, ya que los presentes cantaron al unísono de los intérpretes. Temas como Silencing Civilizations, Future History, Perspectives and Objectives y Start From Scratch, dejaron boquiabiertos a todos. Al finalizar su show, tuve la oportunidad de hablar con Riekus (baterista) y mencionó lo feliz que estaba de estar en nuestro país y tocar un par de shows. Tipos sencillos, humildes y con muchísima actitud.

Satanic Surfers:
Inmediatamente que los primeros acordes de Egocentric comenzaron a sonar, todos enloquecieron, ya que no hubo lugar para medias tintas. La noche se hizo más grande, de reojo pude ver un conjunto de personas abrazadas y saltando al ritmo de la música. El ejemplo perfecto de hermandad. El Crawd surfing se hizo presente, casi me llega un pie volador a la cara, ¡estuvo cerca! Los vasos de cerveza volaron  y derramaron chela en toda la pandilla. Qué más da, ¡es actitud punk!
Rodrigo Alfaro cantó con fuerza cada rola, Fredrik y Magnus tomaron el protagonismo con sus guitarras rasposas y la base rítmica de Andy y Robert penetraron en nuestros oídos. Forefeiture reventó el lugar, me jalaron y caí en el Slam sin previo aviso. Tuve que salir y esperar al final del tumulto para volver a la vida. Clásicos de sus placas discográficas como Skate To Hell, Hero of Our Time y Keep Out la prendieron en grande. Varios subieron la reja del pit y se anzaban como clavaditas de alberca. ¡Estuvo muy cool!
Para finalizar la velada, se habló nuevamente de aquel hombre que hoy es Presidente de los Estados Unidos de América. Más puños se mostraron en el aire y todo se desvaneció con esa imagen. No hubo mejor noche para que los escandinavos nos dieran cátedra de su poderío en el escenario. Sonaron increíble y se mezclaron con cada uno de los asistentes quienes pedían más y más. Ojalá que haya más bandas como ellos en nuestro país en los próximos meses, se sacaron un 10 con este espectáculo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *