Best mainstream metal albums 2016

Por: Bruce Alexander.

2016 fue un año lleno de sorpresas para el mundo del Metal y sus derivados. A lo largo de casi 356 días pudimos presenciar la reunión de Guns N’ Roses con Axl, Duff y Slash, la última gira de Twisted Sister, la despedida de los escenarios de Bolt Thrower, la noticia del regreso de Demolition Hammer y una sobredosis de conciertos en la Ciudad de México. Pero bueno, no sólo eso, también tuvimos demasiados estrenos en cuanto a discos, algunos que sorprendieron y otros más que quedaron a deber. La verdad es que no fue fácil nada elegir sólo 10 redondos de alto calibre en la categoría mainstream, sin embargo, a continuación les compartiré el porqué de la selección de estos discos. Al final de su lectura, también me gustaría saber cuáles fueron los mejores discos del año para ustedes sin importar si son underground o mainstream. Así que espero sus comentarios con gusto.

10) Megadeth – Dystopia.  


Este disco salió mucho mejor de lo esperado después de tanta turbulencia en el vuelo. Megadeth venía de una inestabilidad en sus alineaciones y muchos consideraron que el trabajo de 4 años de Mustaine, Ellefson, Broderick y Drover era lo mejor en mucho tiempo. La salida Broderick y Drover hacían ver a la banda al filo de la navaja y con muchas dudas de cómo sonaría el nuevo Megadeth.
Kiko Loureiro (Angra) y Chris Adler (Lamb of God) eran los encargados de sumarse al arsenal de la banda en vivo y, aunque sonaban bien, tampoco era lo más espectacular que han tenido como conjunto. Y bueno, ahora sabemos que Adler tampoco está.
Dystopia era la carta final para saber si su carrera iba a descender, revivirían las ventas o pulir el nombre de este coloso. La mayoría de las canciones de este disco están compuestas por Dave Mustaine y eso es de respetar. La canción homónima es un tema que tiene muchos tintes agresivos, lleno de solos y una ejecución increíble, las cuerdas vocales de Dave toman un toque poderoso y grave, tal como también lo ejemplifica en Bullet to the Brain. En esta misma canción, Loureiro se echa una guerra de cuerdas y también ejemplifica su calidad en la melodía titulada Lying in State. Si bien no es el mayor logro en su carrera, la banda está de vuelta como aquel batallón que no se da por vencido a pesar de haber perdido hombres en la guerra. Megadeth es Megadeth y merece que les des “play” para comprobarlo.

9) Korn – The Serenity of Suffering. 


Amados por muchos, odiados por otros, los duendecillos de Bakersfield, California, han creado su propio estilo, fama y fanáticos en las diversas etapas de su carrera. Últimamente han tenido una faceta mucho más experimental con toques de dubstep, sonidos electrónicos y ritmos que rompen su tradicional groove. Sin embargo, en esta reciente propuesta, Jonathan Davis regresa con una voz gutural realmente agresiva y también utiliza aquellos cambios de voz que lo caracterizaron en los primeros discos de la banda. La incorporación de Corey Taylor en una de sus canciones, también invita a la vieja escuela de Korn a que los escuchen otra vez. El regreso de Brian “Head” Welch toma mejor sentido y posiblemente sea el mejor material que han publicado desde Take a Look in the Mirror (2003). Insane y Rotting in Vain traen dulces recuerdos del Korn que nos alimentó en los 2000 y, la obscuridad e influencia del álbum Untouchables, se nota en todo el disco. Si le perdiste el amor a esta banda hace una década, probablemente este disco te haga tomarles cariño nuevamente.

8) Rob Zombie – The Electric Warlock Acid Witch Satanic Orgy Celebration Dispenser. 


El mismo Zombie describió este disco como: “Su monstruo musical más “jodido” hasta la fecha”. Y vaya que no miente. Con una agrupación que le ha funcionado bastante bien en las últimas giras y en el estudio durante los pasados cinco años, Rob nos sorprendió en Marzo con el bizarro video de Well, Everybody’s Fucking in a U.F.O. ¡Gran calidad de rola y video! Ya es bien sabido que Zombie tiene mucho clave con el terror, el sexo y cosas que resultan graciosas para su audiencia, que se suman a su creatividad visual y musical, lo que nos hace siempre querer saber de qué se tratan sus nuevos proyectos. Este material te ayudará a distraerte un poco de lo de siempre, a divertirte con sus letras y a mover la cabeza con los buenos ritmos de las canciones instrumentales de Super Doom-Hex-Gloom Part One y A Hearse That Overturns with the Coffin Bursting Open, por dar unos ejemplos. ¡Sube a tu auto a un rarito y trépale machín al volumen, a ver cómo se pone el loquillo!

7) Sodom- Decision Day.     

 
El trío alemán nunca decepciona ni en vivo ni en sus materiales de estudio. Muchos consideran que no han cambiado la fórmula a través de los años, pero… ¿es necesario que esta icónica banda lo haga cuando le ha funcionado a la perfección? Los comandados por el Destripa Ángeles siempre publican discos destroza oídos; es como si escucharas una guerra mundial en tu interior y te dejara hecho talco. Los que saben sobre la SGM saben que el redondo habla sobre el “D-Day”. El disco comienza agresivamente con In Retribution y termina aún más agresivamente con Refused To Die.
Un excelente material para las cátedras de metal que deberían existir en el salón de clases de las instituciones educativas mexicanas.

6) Destruction – Under Attack.


Y ahora tenemos a otro trío teutón lleno de destrucción, literal. Fuertes críticas se han mantenido durante la última década y media sobre sus trabajos de estudio. Sus últimas producciones se han considerado flojas en cuanto a creatividad, a pesar de sus colaboraciones en estudios con artistas como Tom Angelripper de Sodom. Sin embargo, para esta nueva producción, Schimer, Sifringer y Vaaver logran plasmar las ideas de una manera concreta que los lleva a tener un material discográfico atractivo, con introducciones más trabajadas y una producción discográfica más pulida. La primera rola, Under Attack, es probablemente lo más despiadado que han creado en años. Second to None, toca un tema tan delicado como lo es el cyberbullying. Además, también podemos escuchar un suculento cover a Venom titulado Black Metal y unas liras picantes en rolas como Elegant Pigs, que encienden el abismo. Dense un calentón.

5) Obscura – Akróasis. 


¿Qué? ¿Acaso son otros germanos en la lista? Pues sí, parece que la nueva ola del death metal progresivo y técnico trata de mantener el espíritu vivo. Es probable que Obscura sea la banda que más logra jalar a las nuevas y viejas generaciones en conjunto, algo realmente interesante. Hace unos meses tuve la oportunidad de verlos en el Circo Volador de la Ciudad de México y honestamente, sin conocerlos a fondo quedé sorprendido del show que dieron. La técnica que tienen y el poder en el escenario son de alto calibre. Akróasis queda al nivel de sus predecesores, la variedad es brutalmente increíble. También hay que señalar que el mejor trabajo lo logra Steffen Kummerer en las voces y la guitarra, es un tío fuera de serie, sin demeritar el tremendo trabajo de sus compañeros. La canción No Pop se quedará impregnada en tu mente, mientras que Sermon of the Seven Suns muestra la virtud más progresivo de la banda. En este disco hay dos vertientes, aquella con la agresividad ensangrentada en rolas como Ten Sepiroth y, otra con el lado experimental como lo demuestran en Weltseele. Prepara el tenedor y el cuchillo, el platillo está listo.

4) Avenged Sevenfold – The Stage.


Estamos frente al material más maduro y sólido de los californianos. A finales de 2015 nos informaron que estaban súper clavados en el estudio para traernos su próxima obra de estudio. Hail to the King (2013), su álbum anterior, fue algo que muchos adoraron, pero no era en sí un trabajo del otro mundo, ya que tiene muchas similitudes musicales con el Black Album (1991) de Metallica.
Para este nuevo capítulo, el sencillo homónimo cuenta con una duración de nueve minutos en los que inyectaron solos intrépidos y rápidos como destellos, voces angelicales y coros pegajosos; pero también, aprovecharon para hacer una canción más progresiva y obscura, lo cual les ayudó a demostrar la calidad y evolución de su música. A su vez, estrenaron al baterista Brooks Wackerman.
El material es un disco temático que nos habla sobre la inteligencia artificial y la autodestrucción de la humanidad. Paradigm es una rola con pequeños guiños a su pasado de metalcore y que aquellos viejos fanáticos encontraran agradable. Una letra sobre nanobots y cómo estos pueden ayudar a curar las enfermedades y a vivir mejor, aparece en escena. Pero… ¿qué tan humano serías si siempre vivieras en este planetoide? ¿30% máquina y 70% robot? Todas las canciones tienen una gran historia que contar y diría que la mejor es Roman Sky, misma que nos relata la sentencia a muerte de Giordano Bruno. Su ambientación y orquesta de fondo la hacen única. Para cerrar el disco, tenemos la canción más larga en la historia de aquellos que se han vengado siete veces, una verdadera obra maestra que sólo ustedes podrán juzgar por su belleza. Le guste a quién le guste, Avenged Sevenfold ha dejado de ser esa banda de chicos con look emo que llamaban la atención por otras condiciones. Ahora, están realmente enfocados en la música, experimentan otros terrenos, se ven serios, firmes y tampoco olvidan su pasado. Si bien la música es lo más importante, las emociones y reflexiones que conllevan las temáticas de sus letras, le dan ese plus que los dimensiona de forma distinta para señalar a The Stage, una verdadera obra maestra.

3) Testament – The Brotherhood of the Snake.     


Ya estamos en las ligas mayores y tenemos a la verdadera bestia del thrash metal de Oakland, California. Si bien The Formation of Damnation (2008) fue un excelente regreso después de unos años sin haber trabajado en el estudio, Dark Roots of Earth (2012) no obtuvo ni pena ni gloria. Sin embargo, este nuevo disco despierta toda la agresividad de una alineación mucho más estable y sólida. Chuck Billy rompe el estereotipo que muchos tienen en las voces del thrash metal, demostrando diversos tonos y variantes que posiblemente le den las mejores cuerdas del género. Si quieres escuchar el talento de Gene Hoglan en la batería, sólo tienes que escuchar Centuries of Suffering, se pasó de rosca. Peterson y Skolnick hacen la dupla perfecta en las guitarras y sobre todo en la composición musical que crearon en las rolas Neptune’s Spear y Canna-Business. ¡Puro riffs despampanante y fuera de control! Uno de los puntos más importantes en esta producción, es el regreso del Zar Steve DiGiorgio en el bajo. Tremendo monstruo que le da el sonido más clásico a Testament con una interpretación de iluminado. Sin duda alguna fue una gran producción discográfica, con todo y que no tiene el apoyo publicitario de un escalón más alto.

2) Avantasia – Ghostlights. 


Uno de los mejores proyectos creados en la historia del metal liderados por un hombre al que sólo le debemos respeto, Tobias Sammet. Avantasia ha ido evolucionado su ópera rock en diferentes niveles con una combinación de metal sinfónico, power metal, hard rock y la clásica representación teatral que los han caracterizado. El disco abre con el sencillo Mystery of a Blood Red Rose. Si bien es corta en comparación de Let the Storm Descend Upon You y Babylon Vampyres, la producción es inmensa y se nota por qué se tardaron varios meses en grabar este material. Los invitados en Avantasia siempre serán músicos de calidad, por ejemplo en The Haunting, aparece Dee Snider (Twisted Sister) para hacer unas voces espectaculares. Michael Kiske (ex-Helloween) también participa en las canciones Ghostlights y Unchain the Light. Como buen disco, Isle of Evermore es la balada que junto a Sharon Den Adel (Within Temptation) destapan toda la belleza melódica y floreciente. Tobias también invita a Robert Mason, Geoff Tate, Bob Catlley, Jorn Lande y un sinfín de músicos. El gran bebé del alemán que ha crecido año tras año, demuestra su tremenda capacidad musical. ¡Es un as bajo la manga!

1) Opeth – Sorceress. 


Los Dioses suecos llegan con un duodécimo trabajo de estudio de altísimo poder. Mikael Åkerfeldt hace una composición hermosa, fina y sólo como él sabe componer piezas de colección. Este trabajo
comienza con una bella guitarra española en Persephone, para continuar con el sencillo homónimo que trae sonidos psicodélicos. El ya famoso toque stoner de la banda y la perfecta voz Akerfeldt son
unas gotas que nos llevan a una cueva con diferentes colores y sabores. La recomendación es poner Sorceress y Sorceress 2 de manera continua, para que notes lo bello que es su continuidad. The Seventh Sojourn tiene toda la actitud de un sensual baile arábigo, es simplemente hermoso escuchar este tipo de ritmos en el mundo del metal, ya que rompen con la etiqueta que muchos tendrían. Strange Brew explora diferentes mundos y estilos sonoros en sus 8:44 minutos de duración. Nos da un inicio suave y melancólico, que posteriormente pasa a un ritmo rápido y un sentimiento desgarrador en su voz.
Asimismo tenemos dos canciones con todo el toque juglar en Will O The Wisp y A Fleeting Glance. La primera de estas tiene una melodía algo optimista en cierto punto y en la segunda se escucha una voz más melancólica. Ambas son un par de  mangos dulces para nuestros oídos. Podría seguir describiendo las bonitas sensaciones que se sienten a lo largo de cada canción, pero es mejor que corran a escuchar este disco si no lo han hecho. No miento al decir que es el mejor material de este año en el departamento mainstream.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *