Sum 41 en el Pepsi Center: We Fucked the Devil!

Crónica: Bruce Alexander.
Fotos: Angélica Rincón.

La noche de ayer, el foro de la colonia Nápoles se caracterizó por el arribo de personas entre 20 y 35 años, que no querían desperdiciar la oportunidad de ver a los canadienses por primera vez en nuestro país tras 20 años de carrera. Todo pintaba de excelente forma para un concierto de alto calibre, la audiencia comenzaba a ingresar al recinto con chamarras de piel, playeras de diversas bandas de punk y cantando los temas que se ponían en el reciento mientras esperaban a que el talento nacional hiciera presencia en el escenario.
Ahí, Sputnik, proyecto formado por José Salazar en el año 2003, salió a destrozar los oídos (como tiene que ser) de los asistentes, con un sonido crudo y agresivo que era conjugado con letras fáciles de recordar y que estarán en tu mente por un rato si te gustó este proyecto. Una elección perfecta para el estilo que se manejó durante toda la noche. De hecho, la banda interpretó rolas como Valquiria, Detente y Montana, mientras algunas chicas gritaban: “¡Te amo Pepe!”. Hubo amor para todos. Al instante en el que Sputnik dejó el escenario, la audiencia comenzó a gritar como en el transporte escolar, así que pusieron unas canciones de los años 2000 para ponerlos a cantar.
Instantes después, Sum 41 salió al escenario para interpretar The Hell Song. La reacción del público no pudo ser más eúforica, se pudieron observar playeras en el aire, guamazos en el centro de la pista y vasos volando por doquier. Más adelante, pudimos deleitarnos con algo de su más reciente producción discográfica, 13 Voices. De aquí se reventaron Fake My Own Death, Goddamn  I’m Dead Again, There Will Be Blood y War. Fue sorprendente ver como por lo menos el 90% de las personas presentes estaban extasiadas con sus más recientes temas. Uno pensaría en una primera instancia que sólo sucedería con sus grandes clásicos, pero en su contraparte no fue así y para bien. Posteriormente a estas interpretaciones, el vocalista Deryck nos dijo que Dave Baksh era el Rey del Metal y que cualquier riff metalero, él lo podía tocar sin broncas. Fue ahí cuando comenzó a lagrimear esa guitarra con el solo de Master of Puppets (cover a Metallica) y todos nos volvimos como changos en primavera.
Al finalizar la mezcla de covers, se escuchó una de las canciones más cortas pero efectivas de la banda, Grab the Devil by the Horns and Fuck Him Up the Ass, misma que fue seguida de God Save Us All y We Will Rock You (cover a Queen) en una versión súper energica. En la hora del encore, los hijos del maple regresaron al escenario bastante felices para soltar el primer riff de Fat Lip, todas las paredes del Pepsi Center retumbaron y toda la pandilla le entró al mole y al pozole, ¡que suave! Sin duda alguna recordaré este show como uno de los mejores del año, tenía mucho tiempo que no veía una audiencia tan emocionada que no dejaba de saltar en ninguna canción. Lo juro, fue un concierto memorable.

sputnik-1

sputnik-2

sputnik-3

sputnik-4

sputnik-5

sputnik-6

sputnik-7

sputnik-8

sum41-1

sum41-2

sum41-3

sum41-4

sum41-5

sum41-6

sum41-7

sum41-8

sum41-9

sum41-10

sum41-11

sum41-12

sum41-13

sum41-14

sum41-15

sum41-16

sum41-17

sum41-18

sum41-19

sum41-20

sum41-21

sum41-22

sum41-23

sum41-24

sum41-25

sum41-26

sum41-27

sum41-28

sum41-29

sum41-30

sum41-31

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *