Off Limits 2016: De la H a la E

Crónica: Aztro.
Fotos: Angélica Rincón y Mayra Ortiz.

En los últimos años hemos visto cómo la Ciudad de México y el área metropolitana están siendo devorados por festivales de rock y estilos relacionados. Y como sabemos, no todos son realmente interesantes. Lo importante aquí, y de este line up, fue que la combinación punk, hardcore, crossover y similares estuvo muy bien definida.
A partir de las 12: 00 horas, Doble D, Annapura y Axpi, fueron las primeras bandas en aventarse la rodada por la bandera tricolor. La primera de ellas, siempre te hace sudar sin cesar, la segunda está tomando un ritmo bastante interesante y amarrado en vivo (y ya vienen su nuevo disco) y, la tercera de ellas, denota entusiasmo por la publicación en versión física de su álbum Skullroads: Tales from a darkside.         
Más adelante,  los venezolanos de Curva Sur saltaron a la tarima para sacudir con hardcore latino. Buen sabor de boca con estos tíos y sus mensajes de unión entre la comunidad. El empuje continuó con Los Viejos, tremendo par de arrugados que donde se presentan, atropellan a la audiencia con dosis anárquica de punk. La línea siguió su camino con Tropiezo, quienes desde Puerto Rico arribaron al festival para meterle al punk en español y un estilo muy loquillo como lo dice su canción, Mi peor enemigo soy yo. La Armada hizo lo propio, quienes derramaron brutalidad y velocidad pura en su presentación. Muy recomendables si aún no los topan.
En otra página, terminó el corte latino para albergar a la primera banda de Estados Unidos de América, Impalers. Con un LP homónimo publicado en el 2013 y un EP llamado Psychedelic Snutskallar del 2014, llevaron el punk al límite con una fusión de metal, d-beat y paranoia alucinante. ¡Tremendo ruidero se aventaron!

Después de esto existieron algunos unos minutos de descanso, para posteriormente aventarse el tiro a una voz con Baptists. Y qué bueno que era su turno, porque ya se veían varias cabecillas con ganas de seguir los destrozos. Con una mezcla podrida de bandas como Converge y Doomriders, los de Vancouver, Canadá, le rasparon sabroso y hundieron el lugar con algunos lapsos de doom progresivo. Su valor agregado, ver cómo su vocal rolaba el micrófono, perdía la mirada en su conjuro y se bajó a cantar entre la audiencia para incitarlos a desarrollar el moshpit. ¡Caos total! Como nos gusta.
Inclusive, una tía salió bien moleada del baile, salpicó sangre, y yo, quien estaba ahí al lado, me ofrecí con su tío para llevarla a la ambulancia para que los paramédicos la atendieran. Todo se resolvió muy bien ahí, un gran acierto del festival, asistencia médica al alcance.
Ya entrados en el ring,  hubo quienes se refrescaron con unas chelas (precios accesibles como casi ningún festival) para preparase para lo siguiente. Much The Same dio la pauta para relajarse un poco y observar su punk melódico, feliz y cotorrón. Se veía a las chicuelas muy agusto cantando sus rolas, como fue en el caso de Stitches. Al terminar su colorido set, la ola de hardcore regresó al masivo de la mano de Strife.
Para quienes no habían visto esta banda en La Faena hace 5 años, ahora era su mejor oportunidad. Estos padrinos que le sorrajaron macizo, duro y directo a su ponche, empezaron a sacar fanáticos del inframundo, ya que el foro empezó a verse más concurrido. El vocalista también se bajó a cantar con la gente y a entrarle de lleno al moshpit sin piedad, hasta la frente le sangró y le valió 139 hectáreas de rábano doblado. Stife es una de esas bandas que puedes ver una y otra vez en vivo y jamás te aburrirás.
Para continuar con la estocada, Power Trip dio la más grata sorpresa de esta edición con su thrash metal/crossover. Vaya potencia, espíritu, ejecución entre liras y gozadera de riffs despampanantes. Toda la actitud de vocalista con su playera de Sepultura y gorra de Slayer, haciendo saltos descontrolados en las partes clave de las rolas. ¡Le pegan poca madre! Hacen falta más bandas como ésta, y sobre todo, que se preste la oportunidad para que regresen al país y se revienten un show con un set más largo. Hasta un fulano sacó una escoba de quién sabe dónde y simuló entre el público que tocaba la lira, jaja.

El turno llegó para Ignite, punk melódico con sus tradicionales coros de fondo formada en 1993. La verdad lo hicieron muy bien y dieron paso para descansar un poco de tanto slam. Fue más una banda para apreciar su exhibición y mover el cráneo en ciertos instantes.
Al término de su tiempo, el volante fue cedido a una de las bandas más esperadas de la noche, Iron Reagan. Por primera vez en México tuvimos la oportunidad de ver el proyecto alterno de Tony Foresta (Municipal Waste).
Con una manta que mostró una caótica Casa Blanca de Washington, DC, la banda que continúa con la promoción del álbum The Tyranny of Will, mostró que los músicos que la componen tienen muy buen callo para tocar en vivo y les sale todo sin broncas. A pesar de que por algunos segundos se perdió el audio total del micrófono principal, eso no fue impedimento alguno para que Foresta tomara uno más de los coros y siguiera poniendo locos a los presentes. La gente sabía que estos tíos serían una garantía de hardcore, crossover y perdición.
Ya medio destruidos pero aún con pila, 88 Fingers Louie, conjunto formado en Chicago, Illinois, en 1993, compartió clásicos de punk creados en la década de los  años 90. Tal vez nadie imaginó que esta banda alguna vez pisara nuestro país en tiempos recientes y ahora lo hizo para brindar un excelente show. Para el motivante broche final, los legendarios Sick of it All vinieron a celebrar sus 30 años de existencia. Siempre es un gusto ver a los neoyorkinos tronarse rolas de hardcore punk, tienen mucha experiencia. El guitarrista, Peter Koller, está de huevos con su mohwak teñido, su bandana y siempre salte y salte en cada canción. Sí que le gusta meterle al cardio y al fitness, gran ejemplo. De hecho, sonaron a todo dar, tuvieron continuidad y desbordaron rolas de discos como Last Act of Defiance (2014) y Based on a True Story (2010).
Fue muy bueno ver cómo todas las bandas salieron a tiempo, tocaron lo que tenían qué y ofrecieron calidad en un festival que tiene todo el potencial para crecer.

Annapura 1

Annapura-2

Annapura-3

Annapura-4

Axpi-0

Axpi-1

Axpi-2

Axpi-3

Curva Sur 1

Curva Sur 2

Curva Sur 3

Curva Sur 4

Los Viejos 4

Los Viejos 3

Los Viejos 2

Los Viejos 1

Tropiezo 1

Tropiezo 2

La Armada 1

La Armada 2

La Armada 3

La Armada 4

La Armada 5

Impalers 1

Impalers 2

Impalers 3

Impalers 4

Baptists 2

Baptists 3

Baptists 4

Baptists 5

Baptists 6

Baptists 7

Baptists 8

Baptists 9

Baptists 10

Much The Same 1

Much The Same 2

Much The Same 3

Much The Same 4

Much The Same 5

Much The Same 6

Strife 7

Strife 6

Strife 5

Strife 4

Strife 3

Strife 2

Power Trip 1

Power Trip 2

Power-Trip-6-

Power-Trip-7-

Power Trip 3

Power Trip 4

Power Trip 5

Ignite 1

Ignite 2

Ignite 3

Ignite 4

Ignite 5

Ignite 6

Ignite 7

Ignite 8

Ignite 9

Iron Reagan 1

Iron Reagan 2

Iron Reagan 3

Iron Reagan 4

Iron Reagan 5

Iron Reagan 6

Iron Reagan 7

Iron Reagan 8

Iron Reagan 9

Iron Reagan 10

Iron Reagan 11

88 Fingers Louie 1

88 Fingers Louie 2

88 Fingers Louie 3

88 Fingers Louie 4

88 Fingers Louie 5

88 Fingers Louie 6

Sick Of It All 1

Sick Of It All 2

Sick Of It All 3

Sick Of It All 4

Sick Of It All 5

Sick Of It All 6

Sick Of It All 7

Sick Of It All 8

Sick Of It All 9

Sick Of It All 10

Sick Of It All 11

Off-Limits-2016

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *