Megadeth en el Pepsi Center: Remembranzas de una distopía

Megadeth-foto-portada-final-2016(1)

Crónica: Bruce Alexander.
Fotos: Angélica Rincón.

Como ya es costumbre desde el año 2010, ver a Megadeth en las memorias de la gran Tenochtitlan para compartirnos sus grandes éxitos siempre es un agasajo total. Este año no fue la excepción y
tuvimos a la banda formada en 1983 para presentar dosis letales de Dystopia y algunos éxitos más.
A pesar de que la gira ha tenido algunos sabores agridulces tras la salida de Havok del tour y las dos cancelaciones de sus presentaciones en Sudamérica, Dave Mustaine y sus secuaces siguieron con su tren bala para llegar al Pepsi Center la noche de ayer y dejar en claro por qué están en el trono que merecen.
Minutos después de las 21:00 horas, los fanáticos empezaron a corear: “Mustaine, Mustaine!”. Y como arte de magia, instantes después se apagaron las luces y comenzó a sonar la introducción de Prince of Darkness, junto con un visual que mostraba unas estructuras metálicas que eran alimentadas por una sustancia verdosa que hacía fortalecer lo que luego reconoceríamos con el logo de la banda. En un abrir y cerrar de ojos, la imagen explotó y el conjunto norteamericano le metió candela a su repertorio. En el lugar, el nuevo baterista, Dirk Verbeuren, salió al escenario para rifarse con Hangar 18. Fue agresivo y propició el moshpit de manera inmediata entre los asistentes.
Más adelante, se mostraron temas como The Threat is Real, Tornado of Souls y Poisonous Shadows. La melancolía y lo clásico se combinaron al escuchar Wake Up Dead. In My Darkest Hour,  continuó con el ejercicio del metal. A Tout le Monde y Trust, fueron las responsables de que algunos metaleros se pusieran a llorar como cocodrilos en plena selva tropical.
¿Y qué decir de Sweating Bullets? La audiencia empezaba a volverse paranoica, golpeando lo que estuviese a su alrededor en una descarga incontrolable de adrenalina.  Continuaron con canciones más violentas de su nuevo disco, especialmente con la melodía homónima donde el crowd surfing empezó a notarse bien macizo. A nada de finalizar la noche, la audiencia se dio el gusto de corear en Symphony of Destruction el clásico: “¡Megadeth, Megadeth, aguante Megadeth!”.
Más adelante tuvimos la oportunidad de escuchar Peace Sells y pudimos ver a la mascota de la banda, Vic Rattlehead. Lo que no podía faltar, era el discurso de Mustaine, quien habló sobre cómo las
guerras siguen presentes alrededor del mundo para restarnos muchos puntos como humanidad. Tal como lo escribió en Holy Wars… The Punishment Due en 1990. ¿Lo recuerdan? Para finalizar la velada, podemos resaltar que a pesar de que no fue un sold out total, ya sea porque la banda visita muy seguido nuestro país o por la sobre oferta de eventos que hay en esta ciudad cosmopolita; el lugar sí estuvo bastante concurrido, la audiencia se hizo notar a cada instante, todo el mundo disfrutó al máximo la calidad del espectáculo que se ofreció y, Mustaine mostró una sonrisa que dibujó su encanto por la presentación que duró aproximadamente hora y media. Ver a Megadeth en vivo, ¡siempre es una garantía!

Megadeth 1

Megadeth 2

Megadeth 3

Megadeth 4

Megadeth 5

Megadeth 6

Megadeth 7

Megadeth 9

Megadeth 10

Megadeth 11

Megadeth 12

Megadeth 13

Megadeth 14

Megadeth 15

Megadeth 16

Megadeth 17

Megadeth 18

Megadeth 19

Megadeth 20

Megadeth 21(1)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *